Home » » Profanada y Feliz

Profanada y Feliz



Fui abusada, embestida, azotada, ultrajada...

Tal perra en celo 
mi respiración jadeaba de placer
 le suplicaba al Amo que siguiera profanando 
cada centímetro de mi piel...

 De tras de mi espalda 
tomo mis cabellos con fuerza
bajo mi cabeza y volvió a marcar la piel 
que le pertenece, podía sentir como cada uno de Sus dientes
poseían mi piel, mientras yo entregada, sumisa, inmobil 
recibía feliz la marca de mi Amo...

Mi Amo sabe que en Sus manos soy arcilla
que puede moldear a Su antojo
que mi sumisión a Su lado es completa
 al igual que mi entrega...

Levanto la suave tela que cubría la piel 
 ordeno quitar las tangas
sin pensarlo ni un segundo
 comencé a deslizar la tanga por mis piernas.

Piernas que fueron levantadas y separadas con brusquedad 
 sin previo aviso, fui embestida de forma animal una y otra vez
sin poder controlar mi cuerpo, cuerpo y mente que no me pertenecen 
me entregue a cada movimiento  brutal que mi Amo me sometió
sentí la firmeza de cada azote en mis muslos
sentí como mi piel se enrojecía, como ardía...

Tan solo al terminar de oír la orden
que salia de aquellos tan hermosos labios de mi Amo
mi cuerpo exploto y entrego al Amo lo que le pertenece
no solo una vez, todas las veces 
que Amo así lo quiso.

Tomo de mis cabellos que se perdían en Sus manos
y ordeno ponerme de rodillas 
bajo mi cabeza y entre jadeos y gemidos
no podía ver, solo oía mi cuerpo como gritaba de felicidad
al ser usada y abusada nuevamente  por mi Amo...

Sentí recorrer por mi piel la suavidad y el calor
de cada gota de la cera caliente por mi cola
al sentirla en mi espalda me contraia
no pude evitar contraer mi interior al sentir la cera
por mis pies, cada gota me hacia disfrutar mi entrega...

Ordeno ponerme de rodillas frente a El
le ofrecí mis senos...

Mirándonos fijamente 
se que mi Amo podía oler lo que mi piel le pedía
podía  leer mi mirada 
y escuchar como jadeaba en cada gota vertida 
en este par de senos
 que son única y exclusivamente del Amo...


Mi mirada le suplicaba que me escupiera
que  abofeteara mi rostro
que me diera de beber de Su boca
que azotara mi culo
que hiciera en mi Su voluntad
que saciara en mi Sus perversiones...

Agradecida y feliz
lamí cada centímetro de Sus pies
restregué mi rostro en Sus piernas
me impregne del aroma añorado de mi Amo...

Al recibir Su néctar en mis manos, boca y cara
despues de lamer hasta la ultima gota de mi alimento
alimento puro y maravilloso de mi Amo
mire Sus ojos y le dije.... Gracias mi Amo.

 
Support : Copyright © 2015. fragmente dinviata - All Rights Reserved