Home » » Animarse a Volar

Animarse a Volar


...Y cuando se hizo grande, su padre le dijo: -Hijo mio, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes la obligación de volar, opino que seria penoso que te limitaras a caminar teniendo alas que el buen Dios te ha dado. Pero yo no se volar contesto el hijo. Ven dijo el padre. lo tomo de la mano y caminando lo llevo al borde del abismo en la montaña. Ves hijo, este es el vació. Cuando quieras podrás volar. Solo debes pararte aquí, respirar profundo, y saltar al abismo. Una vez en el aire extenderás las alas y volaras... El hijo dudo. ¿ y si caigo? Aunque te caigas no morirás, solo algunos machucones que harán mas fuerte para el siguiente intento, contesto el padre. El hijo volvió al pueblo, a sus amigos, a sus pares, a sus compañeros con los que había caminado toda la vida. Los mas pequeños de mente le dijeron: ¿Estas loco? ¿Para que? Tu padre esta delirando... ¿ Que vas a buscar volando ? ¿ Por que no te dejas de pavadas? Y además ¿ Quien necesita ? Los mas lucidos también sentían miedo: ¿ Sera cierto? ¿ No sera peligroso ? ¿ Por que no empiezas despacio ?

En todo caso prueba tirarte de una escalera.
... O desde la copa de un árbol, pero... ¿ Desde la cima ? El joven escucho el consejo de quienes lo querían. Subió a la copa de un árbol y con coraje salto... Desplegó sus alas. Las agito en el aire con todas sus fuerzas...pero igual... se precipito a tierra. Con un gran chichón en la frente se cruzo con su padre_ ¡ Me mentiste ! NO puedo volar. Probé, y ¡ mira el golpe que me di!, No soy como tu. Mis alas son de adorno... lloriqueo. Hijo mio, dijo el padre. para volar hay que crear el espacio al aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como tirarse en paracaídas... necesitas cierta altura antes de saltar. Para aprender a volar siempre hay que empezar corriendo riesgo. Si uno quiere correré riesgos, lo mejor sera resignarse y seguir caminando como siempre.

NOTA: No todos tenemos alas en la sumisión, algunos creen que las sumisas se hacen, yo opino que las sumisas nacemos sumisas, y en el camino nos vamos acrecentando como tal, algunas logramos descubrir este hermoso camino, otras quedan dando vueltas en el espacio sintiéndose extrañas ante sus pares, las alas se extienden cuando tenemos a nuestro lado a ese Ser que nos da la confianza para saltar de aquel abismo tan grande que es la "normalidad" de vida y el disfrutar de la sexualidad de forma diferente, llena de entrega, obediencia y sumisión ...cuando uno esta segura, solo se entrega de la misma manera que extiendes las las para volar, cierras los ojos y confías, te entregas... La sumision no es un camino facil.
 
Support : Copyright © 2015. fragmente dinviata - All Rights Reserved