Home » » Sus Marcas

Sus Marcas


mi Amo , cada noche después de la sesión siento,
como las marcas dibujadas en mi piel,
por su Dominación penetran a mi alma,

y acompañan a mis latidos, son mías, son Suyas....


Son lo que he deseado tener marcado en mi ,
mi Dueño, Usted es el Dueño de mis gemidos,
latidos, lágrimas, besos, susurros, es Dueño de todo lo que soy
de todo lo que seré junto a Usted.
seré
su sofá si lo requiere, seré su almohada
si me honra con estar en su cama,
seré su aliento si me deja darle vida, seré Su perra,
la perra a Sus pies. estaré a Su lado mi Dueño,
junto a Usted porque de esa manera quiere que sea,
estaré para hacerlo feliz y Su felicidad sera la mía.


Cuantas veces , he caído en este largo camino,
pero hoy mi Dueño no tengo miedo ,
su compañía me da valor y seguridad,
sus letras palabras y caricias están para mi y me cobijan,
me cuidan y protegen
soy la perra del Amo, la perra de mi Señor, la perra de mi Dueño,
que feliz me siento y orgullosa de escribirlo ahora no temo caer mi Dueño
se que sus manos están para levantarme y educarme,
se que debo aprender día a día y dar mas y mas,
se que Usted Dueño se merece lo mejor de mi y lo mejor de mi tendrá mi Amo.


La perra que emana aroma a hembra sedienta de mi Amo,
la perra perfumada por su sexo, la perra lleva Su marca en su piel,
la perra ya es suya mi Señor, la perra esta junto a su alma,
mi lengua se desespera sin poder lamer su sexo
y su cuerpo, sin poder lamer su lengua mi Amo.


Usted toma Su sexo y comienza a rozar mi clítoris,
humedeciéndo
Su sexo con el contacto con mi entre piernas,
restregándose con el…
mis ojos fijos en el infinito, recordando tantas noches
en la que sentí Su cuerpo cerca mio, recordando Sus ordenes
lo veo mi Amo sujetando firme mi collar.


Tirando de mis glúteos, abriéndome,
y yo ofreciendo mi cuerpo desnudo
y mi alma cedida al control de sus palabras,
de su mirada.


Noches enteras disfrutaba de su presencia,
Sus letras llegaban a mi mente como un susurro infernal,
que despedazaba mi cuerpo y lo lleva al mas profundo
y delicioso gemido de sumisión,
que descendía por mi cuerpo y comenzaba a separar mis piernas,
estremeciéndome
, sumiéndome en el placer más intenso que pudiera desear.


Debía arrodillarme, debía dejar que sus dedos se empaparan de mis jugos
otorgados por sus ordenes mi Dueño
no podía tener orgasmos, pues no lo tenia permitido,
debo pedir permiso, luego al estar a sus pies
debo suplicar por el orgasmo que solo mi Amo
me entregara,
el cual sera en mi lugar,
el lugar que me corresponde
que es a Sus pies…
como Usted desea.

 
Support : Copyright © 2015. fragmente dinviata - All Rights Reserved