Home » » Las 00.00

Las 00.00




A la hora señalada comenzo la sesión,
se sentó en Su sillón y me observo,
vio cada detalle de mi vestimenta,
se cercioro que llevara puesta mi ropa de sesión,
me miro y dijo:
"Te vez preciosa mi sumisa, estas radiante"
en mi rostro se reflejaba el orgullo
que sentía al oír esas frases,
me ordeno poner sobre la mesa
los implementos a utilizar, y dijo:
Pinzas de madera, vela y pinzas de metal...

Ordeno descubrir mis senos, mantenerme en silencio,
mi cabello hacia atrás,estimular mis senos,
los pezones estiralos, acaricialos suavemente,
ahora camina te das vuelta y regresas, sigue estimulándolos,
no he dicho que te detengas, mmm veo que tus pezones están erectos,
muy bien mi sumisa, se acerco y comenzo a poner
las pinzas de madera al rededor del seno derecho,
una, dos... tres pinzas y una cuarta pinza,
una al lado de la otra haciendo una camino de marcas en mi seno,
tomo mi seno izquierdo y lo comenzo a pinzar
de la misma forma que el derecho,
una, dos... tres pinzas y una cuarta pinza,
estaban tan apretadas a mi piel,
que comenzo a picar, con las ocho pinzas en mis senos
me volvió a ordenar caminar y regresar,
una vez mas dijo:
"te vez preciosa mey"

tomo mis senos y puso una pinza en cada pezon, de frente,
una de las pinzas dolía, me la movió, suave,
cada vez mas acelerando el movimiento,
hasta que de un tirón la jalo de mi pezón,
fue inevitable gemir de dolor,
sonrió y volvió a poner la pinza en mi pezón adolorido,
observo como mi respiracion se agitaba cada vez mas,
se acerco y con rapidez quito una a una las pinzas,
Su rostro era perverso, el dolor aumentaba en cada tirón
dejo mis pezones pinzados en ultimo lugar,
en Su mirada podia notar el deseo de quitarlas con suavidad,
de pronto de un solo tirón jalo de ellas
estirando mis pezones al máximo,
no puede evitar volver a gemir de dolor, me dolía mucho,
pero comprendia que ese dolor me enseñaba
a no volver a cometer las faltas ,
me decía con tono marcado:
muy bien mi sumisa, muy bien ....
Parate y camina,
me pare, camine hacia donde me había indicado,
regrese a mi lugar, tomo mis senos
y nuevamente los estimulo,
hasta que se relajaron.

Me ordeno ponerme de espaldas, tomo mi cuello y me inclino,
me dijo ahora me enseñaras tu trasero,
me incline lo mas que pude, con mis manos tome mis nalgas
y le enseñe a mi Señor,
el sentimiento de humillacion embargaba mi alma,
estaba entregada, humillada,
sentí que en cada acto que realizaba,
en cada segundo que lo pensaba me entregaba mas a Usted.
Me dijo:
" es estrecho tu ano, pero tranquila mi sumisa,
que me divertiré mucho con el"...
Los nervios se apoderaron de mi mente,
no sabia que venia,
no sabia lo que mi Amo tenia pensado para mi ...

Las marcas de las pinzas en mis senos me ardian,
eso me incomodaba paso Sus manos por ellos,
tomo las pinzas de metal y comenzo a decorar mis senos con ellas,
una tras otra, llenas completamente de mi piel,
apretadas, calientes y bien sujetas,
mis senos rodeados por las pinzas, solo mis pezones estaban sin ellas,
lo mire y pensé, que los dejaría así, grave error,
tomo mis pezones con fuerza
los apretó dejándolos muy delgados
puso la pinza, mi Amo que dolor se sentía,
no distinguía cual dolía mas,
se turnaban mis dolores, mi seno derecho ,
mis pezones, el seno izquierdo, mi Señor.
Gracias por Su educación....

cuando vio en mi rostro que el dolor se calmaba,
jalo las pinzas con Sus manos mientras mis ojos se cerraban de dolor,
y mi cabeza se movía sin control...
Buenas chica repetía, muy bien mi sumisa
al mirar mis senos note las marcas rojas en ellos,
esas mismas marcas que me recordaran
en los días posteriores
el porque y por quien las tengo,
respondiendome a mi misma que
solo Por Usted y para Usted, mi Amo.

Me miro y en un tono burlesco me dijo
¿ Que sumisa mas mañosa, que haré con ella?
Respondí: Lo que Usted desee mi Amo ...
mas encima le contesta a Su Amo,
no se acuesta a la hora señalada.
Perdón mi Amo
esas fueron las palabras que salieron de mis labios.

Tomo la vela con Su mano,
con la otra jalo mi cabello y me inclino
y comenzo a introducirla, mas y mas,
me tomo y miro mis ojos,
así sumisa desobediente así de humillada,
estarás para mi por tus faltas,
con esto aprenderás a no contestarme,
y a cumplir mis ordenes,
si digo a una hora se respeta,
y No quiero que me vuelvas a contestar,
y metía mas y mas adentro la vela,
queda claro sumisa
que el que aquí manda soy YO,
si vuelves a contestar te dejare toda la noche con la vela dentro..
¿Quieres eso? respondeme ¿ Quieres eso ?,
no mi Amo por favor no.
Le duele mi sumisa,
le duele mucho?
mira siente, mas y mas adentro la vela,
me escuchas , el que manda aquí soy Yo,
Yo dispongo de ti,
tu acatas, lo que Yo ordeno, entendiste?
así que nunca mas me contestas,
ni me refutas nada, entendido?
a lo que respondí Si mi Señor, entendí ....
perdone mis faltas,
esta sumisa no las volverá a cometer.

Le agradecí por hacerme crecer día a día como Su sumisa,
porque me siento plena estando a Sus pies,
me siento satisfecha de caminar de Su mano,
seré lo que Usted necesita que sea,
Su sumisa a Sus pies...

Su mey
 
Support : Copyright © 2015. fragmente dinviata - All Rights Reserved